Casa Morgade se sitúa en una zona montañosa, rodeada de frondosos bosques de arbolado autóctono, entre los que destacan los robles y los castaños.

Os animamos a que recorráis las fantásticas chousas, vagoadas e montes que nos rodean. Y os alentamos a que os dejéis sorprender por la magia de esta fantástica tierra, quizás así podáis ser sorprendidos por meigas, trasgos o mouros.

Al hilo de lo anterior, os recomendamos visitéis la famosa “Fonte do Demo”, de pertenencia a la Casa.

También de antigua propiedad es la Capilla, lugar donde cientos de peregrinos han dejado testimonio de sus pensamientos y experiencias en el Camino